Piscinas Naturales Extremadura - www.puebloturismo.com
 
 
 
 
 

Piscinas Naturales Extremadura

Piscinas naturales en Extremadura

Introducción

Las piscinas naturales en Extremadura son uno de los bienes más valorados del turismo en verano. Cada vez más gente viene a Extremadura a pasar el verano, ya sea gente qué ha salido de aquí para trabajar y vuelven a casa los meses de vacaciones o gente que desea buscar nuevos intereses en el turismo de montaña o han tenido muy buenas referencias de nuestra región para pasar las vacaciones.

Las piscinas naturales en Extremadura, se caracterizan principalmente por sus aguas que en la mayor parte de la provincia de Cáceres son aguas frías y muy cristalinas en las que destacan los destinos turísticos más emblemáticos de la zona, cómo son la comarca de La Vera y la comarca del Valle del Jerte.

Existen otras piscinas naturales en Extremadura que son menos conocidas cómo son las piscinas naturales de las Hurdes, Sierra de Gata, Valle del Ambroz o las piscinas naturales de la comarca de Villuercas, Jara e Ibores.

En la provincia de Badajoz también existen zonas de baño naturales que se caracterizan principalmente por ser lugares amplios como pantanos, embalses y otras grandes masas de agua donde existen empresas dedicadas al ocio y diversión más típicas de una playa, y que no debemos menospreciar, ya que uno de los embalses está catalogado como una de las mejores Playas de Interior que existen en España, en la que se ha ganado el galardón de Bandera Azul, nos referimos al embalse de Orellana.

Las principales zonas de baño natural en la provincia de Badajoz son los embalses de Orellana, el embalse de García Solá, el embalse de Cíjara, el embalse de Puerto Peña y el pantano del Zújar. Las aguas de estos embalses son relativamente más cálidas que las piscinas naturales de la provincia de Cáceres.

También existen algunas piscinas naturales en la provincia de Badajoz pero son muy escasas cómo es la piscina natural de la localidad de La Codosera.

Dado que el tema de las piscinas naturales en Extremadura es extraordinariamente amplio, intentaremos dividir en la medida de lo posible las zonas más turísticas nombrando primero las piscinas naturales de la provincia de Cáceres y después las zonas de baño de la provincia de Badajoz.

Para ampliar información te pueden interesar los siguientes enlaces.


 
 
Piscinas naturales en Extremadura - Denominaciones locales

Denominaciones locales

Debemos tener en cuenta que las piscinas naturales en Extremadura, se encuentran divididas por nombres que las autoridades locales han considerado en función de su tamaño.

Las piscinas municipales, cuya agua está tratada con cloro y de natural no tienen absolutamente nada. También el agua, es mucho más cálida que el resto de piscinas naturales en Extremadura. Estas no tienen cabida en este artículo.

Seguimos con las piscinas artificiales que tratan de piscinas naturales en Extremadura, que han sido muy modificadas por la mano del hombre, considerando tal, que el fondo haya sido cementado así como todas las paredes de la zona de baño a pesar de que el agua que fluye por ella sea natural y no tratada.

Las piscinas naturales en Extremadura, son aquéllas que discurren en los cauces de ríos o gargantas y que la ruralidad de la misma está bastante conservada pudiendo tener algunos cambios para la comodidad humana como en algunos casos podemos encontrar las paredes de la piscina cementadas pero con fondo natural. La mayoría, tienen chiringuitos, bares o restaurantes cercanos.

Los remansos naturales son espacios de baño 100% naturales, tal vez no tan grandes como una piscina pero si más grandes que un charco estos se encuentran normalmente aguas arriba de la situación de las piscinas naturales.

También debemos conocer los denominados charcos qué son zonas de baño relativamente pequeñas, 100% naturales y que se encuentran enclavados en la misma garganta o río y que el acceso es más difícil que otras piscinas naturales.

Los rios o riveras, son zonas de baño 100% natural, que por norma general son de grandes dimensiones y tienen diferentes servicios adaptados al uso humano.

Aprobechamos este apartado para identificar el significado de turbiedad del agua de las piscinas naturales en Extremadura. Esta tipología no está descrita oficialmente por ningun organismo público pero nosotros la consideramos importante para poder definir con mayor calidad las aguas de las piscinas naturales en Extremadura.

Os pongo en situación, mi estatura es de 1,86 metros y en función de ello calculo el nivel de turbiedad de las aguas en las piscinas naturales en Extremadura. Todas aquellas piscinas en las que no me he visto los pies, en una zona donde cubre el agua de cuerpo entero, no aparecen en ningún artículo de la web, dado que considero que es un requisito indispensable para recomendaros las piscinas naturales en Extremadura de mayor calidad.

Un nivel medio de turbiedad, significa que empiezo a ver borrosos mis pies, pero aun puedo identificar perfectamente los dedos. Un nivel alto de turbiedad es que puedo verme la sielueta de los pies pero no puedo ver con claridad la separación de los dedos.

Como podréis comprobar, el nivel de exigencia en cuanto a la turbiedad del agua de las piscinas naturales en Extremadura, es muy cuidadoso, y puedo deciros, que las aguas de las picinas naturales en Extremadura son unas de las más limpias que he visto en el territorio español. En algunos lugares fuera de Extremadura, he visto bañarse a gente en rios donde no se veian ni las manos como por ejemplo en El Burgo de Osma (Soria) o algunas playas del Mediterraneo. Con esto quiero deciros, que la calidad del agua de las piscinas naturales en Extremadura es una de las mejores que hemos visto en toda España.

El siguiente escalón de turbiedad, ya no tiene cabida en los artículos de esta web, salvo que se mencione en algunos apartados a modo de aviso importante.
 
Piscinas naturales en Extremadura - La Vera

La Vera

Las mejores piscinas naturales en Extremadura se encuentran en la comarca de La Vera ya que éstas poseen el agua más cristalina de toda la región.

Pero que sean las mejores no quiere decir que sean las más cómodas ya que al ser las más conocidas, son las que más afluencia turística tienen, qué unido a la propia gente local, hace que éstas piscinas naturales estén colapsadas de gente como puede ocurrir con la piscina de Cuartos en Losar de la Vera o la piscina natural de Madrigal de la Vera. Pero ésta comarca también aloja piscinas naturales de grandes dimesiones cómo es la piscina de la garganta de Pedro Chate en Jaraíz de la Vera.

Por norma general las piscinas naturales de la Vera están poco modificadas por la mano del hombre, es decir, la ruralidad es muy conservada, ya que poseen fondos de tierra o de piedras y en las que los accesos a las mismas zonas de baño son completamente naturales.

Una de las piscinas naturales en Extremadura, que mejor representa la naturalidad de la misma es la piscina natural de Garganta de la Olla, pues en el río discurre entre rocas enormes y en las que se ha generado una especie de ollas y toboganes naturales tallados por el paso de la corriente durante miles de años. Esta piscina además de ser natural tiene una de las aguas más frías de toda la Vera estando su temperatura a 18 grados en el mes de agosto.

No todos los pueblos de la comarca tienen piscinas naturales abiertas al público. Por norma general todas las piscinas son públicas pero hay algunas que no contienen agua en la época veraniega y no por ello quiere decir que sean privadas.

A continuación detallamos las piscinas naturales en Extremadura que son más conocidas de la comarca de La Vera asi como los remansos naturales y charcos en los que podemos sofocar el calor del verano. Estas localidades son Garganta de la Olla, Guijo de Santa Bárbara, Aldeanueva, Losar, Jaraíz, Jarandilla, Valverde, Villanueva y Madrigal de la Vera.

En la misma comarca existen otras zonas de baño naturales, que son los menos conocidas por los turistas y por lo tanto, las menos frecuentadas como ocurre por ejemplo con el charco Naval en Valverde de la Vera, el charco de los frailes en Jarandilla, el charco del Trabuquete en Gijo de Santa Bárbara o el charco de los Guachos en Aldeanueva.

Para ampliar información te pueden interesar los siguientes enlaces.


 
 
Piscinas naturales en Extremadura - Valle del Jerte

Valle del Jerte

Las piscinas naturales en el Valle del Jerte son la segunda mayor atracción turística dentro de las piscinas naturales en Extremadura.

A diferencia de su comarca vecina, las piscinas de esta comarca no tienen nada que ver con las de la Vera ya que éstas, son artificiales y grandes, que se encuentran en clavadas en el río principal que fluye en el centro del Valle, aunque también podemos encontrar algunos charcos escondidos en las gargantas que dan caudal al río Jerte.

Las zonas de baño natural del Valle del Jerte y que son recomendadas en el apartado de piscinas naturales en Extremadura, son las pertenecientes a las localidades como Cabezuela del Valle, Jerte y Navaconcejo. Estas localidades poseen piscinas relativamente grandes llegando a medir algunas cerca de los 300 metros de longitud y un ancho aproximado entre 25 y 50 metros. Los lugares de acampada para los bañistas en su mayoría se encuentran cubiertos de césped y tienen poca sombra, excepto la piscina de Navaconcejo que es una playa artificial y la zona de acampada es arena de playa blanca.

Cuanto más arriba nos vamos en el valle, el agua se presenta más cristalina y mucho más fría pero a su vez el caudal de agua es menor. Como sucede en la piscina natural de Tornavacas situada al norte del pueblo. El agua de ésta, es muy fría, pero la piscina en sí es relativamente pequeña, comparada con las piscinas de sus pueblos vecinos, que se encuentran en el propio Valle del Jerte. Esto se debe a que el caudal que emana de las montañas es relativamente pequeño y no se puede hacer una piscina grande si queremos que el agua que contiene sea reciclada constantemente.

Las piscinas naturales del Valle del Jerte, en general presentan un nivel de turbiedad mínimo que las diferencia de su comarca vecina, La Vera. Al tratarse de piscinas artificiales naturales significa que el fondo no ha sido modificado y conserva la ruralidad del río que transporta desde aguas arriba, muchos sedimentos que se van asentando en los remansos o en las piscinas naturales donde el agua está más tranquila.

En esta comarca también podemos encontrar piscinas 100% naturales como es la piscina natural de los Pilones en Jerte y el Charco del Tomate en Cabezuela del Valle. En ambas piscinas el agua es puramente cristalina y la temperatura del agua es bastante fría pudiendo llegar a los 17 grados en los pilones en plena época veraniega. También destacan en este apartado de las piscinas naturales en Extremadura, los charcos que se encuentran en las Cascadas de las Nogaledas en Navaconcejo, ruta que os recomiendo, ya que las cascadas son de gran belleza y su agua extremadamente fría debido a que baja directamente desde la garganta y pasa en la mayor parte de su trayecto por sombra.

Como podéis observar ya con sólo estas dos comarcas hacen que la piscinas naturales en Extremadura sean uno de los mayores atractivos turísticos en verano.

Os recomendamos que utiliceis calzado acuático en estas piscinas naturales en Extremadura, debido a que tanto los fondos de piedras, pueden hacer que te resbales con facilidad, como los fondos arenosos que no dan precisamente una grata sensación en los pies. También el uso de éste calzado nos permite acceder a las piscinas naturales en Extremadura, con mayor facilidad, dada la ruaralidad y naturalidad de las mismas.
 
Piscinas naturales en Extremadura - Sierra de Gata

Sierra de Gata

Pero las piscinas naturales en Extremadura no solo las componen las de cierto renombre como las de la Vera y el Jerte, La comarca de Sierra de Gata aloja también piscinas naturales que no debemos menospreciar ya que se encuentran en lugares enclavados en el entorno natural a diferencia de las piscinas del Valle del Jerte y de la Vera que se encuentran muy cercanas a los cascos urbanos.

La Sierra de Gata es también uno de los destinos turísticos refrerentes a las piscinas naturales en Extremadura. El agua de estas piscinas presenta un nivel medio de turbiedad pero podemos bañarnos sin ningún problema dado que el agua es corriente y limpia pero sólo afecta la turbiedad al fondo de la piscina.
La temperatura del agua de estas piscinas oscila entre los 17 grados y los 24 grados en pleno mes de agosto.

La naturalidad de estas piscinas también es media ya que algunas se han modificado las paredes con hormigón y poseen chiringuitos y bares cercanos. Destacan las piscinas naturales de Hoyos, Perales del Puerto, Valverde del Fresno, Villasbuenas de Gata, Cadalso, Robledillo de Gata, Acebo, Eljas, Gata y San Martín de Trebejo.

La piscina natural de Robledillo de Gata es la más fría de la comarca en la que hemos tomado valores de 15 grados en pleno mes de agosto pero su temperatura media es de 18 grados en el mismo mes.

Pero las piscinas naturales en Sierra de Gata no son el punto fuerte de la comarca. Esta comarca tiene más importancia en lo que respecta al entorno natural y arquitectónico de los pueblos que la componen.

La Sierra de Gata se ha ganado un puesto en el artículo de las piscinas naturales en Extremadura, dado que en las piscinas son grandes, de agua corriente y natural.

Los pueblos más turísticos, que disponen de piscina natural, de esta comarca en cuanto a arquitectura popular son Hoyos, Robledillo de Gata, y San Martín de Trevejo.

Las piscinas naturales en Extremadura más destacadas referentes a la Sierra de Gata, son las que se encuentran en la localidad de Cadalso, Acebo, Villasbuenas de Gata y Hoyos.

El resto de localidades de la Sierra de Gata además detener piscinas tienen otras atracciones turísticas importantes como son las braserías y el alojamiento rural de Acebo, Perales del Puerto y Gata, que nos permitirán degustar las mejores carnes a la brasa y pernoctar en los mejores alojamientos rurales que se encuentran muy acondicionados para disfrutar al máximo de ellos hasta tal punto que no hace falta visitar el entorno del pueblo en el que te alojas ni la arquitectura popular si nos encontramos algo perezosos.

Como podeis ver, las piscinas naturales en Extremadura, no sólo es eso, os intentamos orientar de la mejor forma para que podáis hacer un juicio justo de los lugares que más os apetecen visitar y cómo no, de las piscinas naturales en Extremadura donde podéis sofocar los calores del verano.

Sierra de Gata tiene el equilibrio justo entre arquitectura popular, gatronomia y piscinas naturales en Extremadura.
 
Piscinas naturales en Extremadura - Valle del Ambroz

Valle del Ambroz

Esta comarca aloja piscinas de agua corriente y limpia en su mayoría son piscinas artificiales que se tratan de piscinas naturales muy modificadas dado que la turbiedad del agua es alta y disponen de suelo cementado para eliminar la turbiedad que los sedimentos dan al agua.

El agua de estas piscinas es relativamente fría oscilando entre los 19 grados y los 23 grados en pleno mes de agosto. Todas las piscinas de esta comarca tienen bares chiringuitos y restaurantes cercanos y algunas piscinas cuenta con césped y sombra abundante.

Destacan las piscinas Abadía, Casas del Monte, Segura de Toro, Gargantilla y La Granja.
 
Piscinas naturales en Extremadura - Las Hurdes

Las Hurdes

Las Hurdes tiene una gran variedad de piscinas naturales pero casi todas presentan el mismo problema la turbiedad del agua es alta por ello gran parte de la piscinas han sido cementadas para evitar este problema y aumentar la calidad del agua para el baño. No obstante las autoridades han dejado piscinas completamente naturales como es el caso de la piscina de Pinofranqueado.

También existen algunos charcos o remanso en los que podemos bañarnos como es el caso del charco de la localidad de La Muela o El Charco del chorritero en Ovejuela.

Las principales piscinas naturales de esta comarca son las de las localidades de Vegas de Coria, Las Mestas, Castillo, Casar de Palomero, Caminomorisco, Riomalo de Abajo y Avellanar.

La localidad de Horcajo posee una piscina natural pero es de las más pequeñitas.
 
Piscinas naturales en Extremadura - Villuercas, Jara e Ibores

Villuercas, Jara e Ibores

Estas piscinas naturales de Extremadura son las menos conocidas y transitadas en cuanto al turismo veraniego se refiere, dado que en su mayor parte son piscinas que apenas están tratadas y tienen un nivel de turbiedad excesivamente alto.

Si os dejáis caer por estas zonas en verano podemos recomendaros la piscina de Cañamero, Castañar de Ibor y un charco en Fresnedoso de Ibor que se encuentra cerca de la Puerta del Almonte.
 
Si te ha sido útil la información, puedes ayudar con una donación para que se mejore o se desarrollen otras nuevas. O si lo prefieres, puedes compartirlo en las redes sociales, no cuesta nada y nos ayudas a que más gente conozca esta información.