www.extremadura.puebloturismo.com
El turismo tal y como es en Extremadura27 Comarcas, 140 Localidades, 1130 Enclaves turísticos y 7735 Fotografías de pueblos de Extremadura
Busca en Extremadura
Texto a Buscar
Dónde Buscar
 

Últimas Busquedas de Turismo
piscina natural la codosera | piscina natural mas cercana a badajoz | higuera de la serena | gargantas en valverde de la vera | distancia entre acebo y cacerees | piscinad naturales | piscina natural olla | garganta la olla caceres | garganta la o | tejeda de tietar | la garganta | piscinas naturales provincia de badajoz | zarza capilla | piscina natural mas cercana a caceres | almoharin piscina

Extremadura en Verano

Extremadura en Verano – Introducción

Los veranos extremeños son bien reconocidos por el predominante calor que azota estas tierras. Pero Extremadura posee una de las mejores redes de piscinas naturales de toda España donde podemos aliviar el calor del verano.
Y ya no solo las piscinas naturales, Extremadura posee también numerosos “charcos” y gargantas donde podemos bañarnos en aguas frías, cristalinas y nada que ver con las zonas de baño de la costa.
Podemos gozar a la vez que nos bañamos de la diversidad natural de nuestra tierra. Parajes inigualables en los que se encuentran las piscinas encastradas, talladas por la naturaleza y muchas de ellas que aun no han sido modificadas por la mano del hombre. Piscinas vírgenes, tal y como han seguido siendo a lo largo de miles de años.

Intentaremos dar a conocer todas y cada una de las piscinas que nos brinda esta tierra tan bella que es Extremadura.

Extremadura en Verano – El Clima

Como su nombre indica, Extremadura es Extrema y dura, principalmente por los veranos que son extremadamente calurosos en comparación a otras regiones de España. Claro está que no es la región más acalorada de España pues Andalucía o Castilla la Mancha se llevan la palma.
Extremadura posee numerosos microclimas, pese a que en términos generales es del tipo Mediterráneo. Pero dependen mucho las temperaturas según en qué parte de Extremadura nos encontremos. Las temperaturas máximas las podemos encontrar en las zonas de la provincia de Badajoz y dentro de esta, en la ciudad de Badajoz concretamente podemos llegar a ver temperaturas de hasta 52º. Es altamente insufrible, el agua mana por nuestro cuerpo y si no disponemos de ella puede ser un gran problema. Hasta en la sombra hace un calor intenso y las noches fácilmente puede haber temperaturas superiores a los 35º.
Pero podemos alejarnos de este calor extremo, subiendo a las sierras cacereñas, donde se encuentran las comarcas de Sierra de Gata, La Vera, el Valle del Jerte, el Valle del Ambroz y las Hurdes. La temperatura media de estas comarcas rondan los 30º por el día y los 22º por las noches. Cuanto más subamos en la sierra más frescos estaremos.

Extremadura en Verano – Las zonas de baño

Esta área es la parte más importante respecto a la descripción del verano extremeño. Las zonas de baño en Extremadura son principalmente las piscinas naturales, charcos y gargantas que podemos encontrar en gran cantidad al norte de la provincia de Cáceres.
Por supuesto, todos los municipios extremeños o su gran mayoría disponen de piscinas municipales, pero, ¿quién quiere una piscina de cloro teniendo piscinas naturales disponibles, de agua cristalina, fría y gratuitas? pero no todos los pueblos extremeños tienen piscinas naturales que son las que detallaremos a continuación.

Extremadura en Verano – Sierra de Gata

Extremadura posee una amplia red de piscinas naturales, algunas muy modificadas por la mano del hombre y otras completamente vírgenes. Es difícil agrupar las piscinas según estos tipos, ya que por ejemplo las hay tan modificadas que lo único natural que tienen es el agua. Estas piscinas tan extremadamente modificadas no las detallaremos en nuestro portal porque consideramos que se ha modificado demasiado el entorno y han perdido el interés que caracteriza a las piscinas naturales.
Dejándonos de rollos empezaremos por zonas, en primer lugar comentaremos las piscinas de la comarca de Sierra de Gata, recomendamos la piscina de Robledillo de Gata en primer lugar, pues el pueblo es la joya de Extremadura. Aunque la piscina no sea muy grande es una de las piscinas más frías de Extremadura teniendo una temperatura en el mes de Agosto de 18º.
Esta agua congela el alama de cualquiera y la sensación térmica cuando salimos de ella es inexplicable.
El problema de esta piscina es que si en invierno y primavera no ha llovido lo suficiente podemos encontrarla cerrada por insuficiente agua corriente.
Por norma general las piscinas de la Sierra de Gata son bien reconocidas por su tamaño amplio tanto en longitud como en anchura, algunas de hasta 250 metros de longitud y 30 o 35 metros de ancho, como son las piscinas de Hoyos, Cadalso y Acebo. Otras piscinas más pequeñas pero también bien acondicionadas con césped, sombra y chiringuito son las piscinas de Perales del Puerto, Hernán Pérez, Villasbuenas de Gata y Gata.
Las piscinas que han sido modificadas en un alto grado pero que aún conservan gran parte de su naturalidad, son las de San Martín de Trebejo, Descargamaría, Valverde del Fresno y Eljas.
Por último, la piscina de Santibáñez el Alto que pese a tener todas las comodidades, a diferencia del resto de las de la Sierra de Gata, el agua se encuentra un poco turbia.

Extremadura en Verano – La Vera

La comarca de la Vera, es la zona turística más masificada de Extremadura en Verano.
Esto se debe a que las aguas son supercristalinas, aguas claras y frías. Las zonas de baño de la Vera son unas de las más vírgenes de Extremadura pues las piscinas prácticamente no han sido modificadas. Predominan las gargantas y los charcos.
Para aclararnos, las gargantas son los descensos de los ríos que se encuentran encastrados en la sierra, notablemente llenos de piedras de todos los tamaños y los charcos son pequeños remansos de las gargantas de no más de 10 metros de diámetro donde es posible el baño.
Comezamos recomendando las piscinas de las Piletillas en Garganta La Olla, estas son de gran belleza pues el agua discurre por rocas enormes, en las que el paso del tiempo ha ido tallando la roca haciendo diversas pozas de pequeñas dimensiones y poco profundas.
Son caprichos de la naturaleza. La roca se encuentra perfectamente pulida por lo que caminar sobre ella descalzo puede ser un poco peligroso pues el resbalón está asegurado. El agua de estas piscinas es una de las más frías de la comarca, dado que el agua desciende de la sierra y su mayor parte de recorrido es a la sombra. Su temperatura en agosto ronda los 19 grados.
Pero para fías, las aguas del Charco del Trabuquete en Guijo de Santa Bárbara, este se encuentra a unos 2 km de la población aguas arriba, se trata de un charco con el agua más fría de toda Extremadura, ni más ni menos que 15 grados. Nada más entrar sientes como todos tus huesos se estremecen y es raro el que aguanta más de 5 minutos dentro del agua.
Las gargantas más concurridas de esta comarca son la de Cuartos en Losar de la Vera, la garganta de Alardos en Madrigal de la Vera y el Puente del Parral en Jarandilla de la Vera.
También la piscina de Jaraiz de la Vera es de buena concurrencia dado que es la piscina más grande de toda la comarca. Su agua, también es bastante fría.
La piscina de Aldeanueva de la Vera es una de las más modificadas pero es de agradecer ya que la han hecho con buen gusto, respetando en la medida de lo que se ha podido la ruralidad de la zona.
Pero lo más virgen que podemos encontrar en esta comarca son sus charcos, pocos los conocen y son las zonas más vírgenes. De gran belleza, agua fría, cristalina y parajes espectaculares, escondidos en las entrañas de la sierra.
Destacan los charcos además del mencionado anteriormente del Trabuquete, el charco de las Navas en Valverde del fresno, parece sacado de un cuento. El charco de la Cascada de Caozos en Piornal o el charco de los Guachos en Aldeanueva de la Vera.
Por último debemos mencionar la piscina de Collado que cuando la hemos visitado no se permitía el baño debido a los vertidos contaminantes en el rio. Actualmente tenemos constancia de que se han regulado y ya se permite el baño.

Extremadura en Verano – Valle del Jerte

Pasamos al Valle del Jerte, con piscinas extremadamente grandes, bien cuidadas y acondicionadas. Algunas pueden llegar a tener cerca de los 400 metros de longitud y 50 metros de ancho. Cada pueblo puede tener varias piscinas como es el caso de la Piscina del Nogalón, los Pilones o el Charco de las Yeguas en Jerte.



También recomendamos las piscinas de Cabezuela del Valle como la del el Bao, el Puente Azul, la Pesquerona o la Picaza.
El rio Jerte, a su paso por Navaconcejo nos brinda el baño en el Charco de la Clavela, las piscinas de Benidor, el Cristo, el Pilara y el Molino del Sol. Además son muy recomendados los tres o cuatro charcos escondidos en la Garganta de las Nogaledas.
Tornavacas pese a que es un pequeño pueblo en lo alto del valle, posee una piscina bastante modificada y de pequeñas dimisiones. Esta pose el agua más fría de todo el Valle debido a su altitud.

Extremadura en Verano – Las Hurdes

En las Hurdes encontraremos pequeñas piscinas que en su mayoría están bastante modificadas pero es de agradecer ya que las que no se han hecho estas modificaciones en esta zona son aguas relativamente turbias por las tardes dado que el fondo se encuentra lleno de el llamado limbo que se levanta con facilidad y enturbia el agua cristalina.
Recomendamos la piscina de Las Mestas, Cambroncino, Pinofranqueado, Ovejuela, Vegas de Coria, Horcajo, Casar de Palomero y Riomalo de Abajo.

Extremadura en Verano – Valle del Ambroz

Por último nombraremos las piscinas del Valle del Ambroz, aguas tremendamente frías, dada su orientación en la sierra, aguas limpias y cristalinas. Las piscinas de esta zona también han sido muy modificadas puesto que presentan los mismos problemas que las de Las Hurdes.
Destacamos las piscinas de Hervás, Segura de Toro, Gargantilla, La Granja, Abadía y Casas del Monte (esta, súper masificada de turistas)

Extremadura en Verano – Las Villuercas, Jara e Ibores

Alejándonos bastante de estas zonas la comarca de las Villuercas, Jara e Ibores también posee algunas piscinas que debemos mencionar. Como son las piscinas de Cañamero, Campillo de Deleitosa y Castañar de Ibor.
Estas piscinas son menos concurridas porque se encuentran poco modificadas, no disponen de chiringuito y la sombra es escasa. También el calor que azota esta región en verano es bastante extremo lo que hace que esta zona sea poco apetecible para pasar las vacaciones de verano.
Resolución Mínima 1024 x 768 - Copyright © 2007. Todos los derechos reservados.
Valid XHTML 1.0 Transitional